15Dic

Miedo al cambio: Imagen corporativa

Cualquier oportunidad o necesidad de cambio puede ocasionar cierta sensación de vértigo. Es una sensación muy habitual cuando trabajamos con algunos clientes que cuentan con una imagen corporativa mas o menos desarrollada.

La imagen de marca es un potente activo en casi cualquier negocio y como tal resulta complejo posicionarla y consolidarla. De ahí que resulte difícil plantearle a muchos clientes la necesidad de cambiar o actualizar su imagen corporativa.

Una decisión de esta índole nunca atiende a criterios irracionales o caprichosos. En muchas ocasiones los motivos que pueden llevarnos a plantear un cambio en este campo pueden ser:

 

Un mal planteamiento de inicio:

Encontramos problemas de concepto y comunicación. Discrepancias entre lo que nuestra imagen corporativa comunica y lo que realmente somos y queremos comunicar. No debemos olvidar que una marca solo funciona si consigue colocar en la mente de nuestros clientes los valores y conceptos que deseamos y que definen lo que ofrecemos.

 

Deseamos cambiar la percepción de los clientes:

Podemos identificar que nuestros clientes han evolucionado o que nuestro propio negocio lo